llegaron a Córdoba las llaves de polímero (y en muchos colores)

 

De colores, más livianas, más funcionales, de mayor vida útil y sobre todo, no rompen los bolsillos: así promociona la gente de Frappampino las llaves de polímero, que ya se comercializa en las cerrajerías cordobesas.

“Entre el público en general encontramos más demanda que en las cerrajerías, pese a que se puede usar la misma máquina con la que se hacen las llaves de bronce”, cuenta Ariel Frappampino, responsable de ventas de la distribuidora, cuando le preguntamos por la aceptación de este nuevo producto.
 Cuentan con un peso cuya relación con las tradicionales llaves de bronce es de cinco a uno: las llaves se fraccionan en cajas de a 1.000, y mientras que una caja con llaves de bronce pesa 20 kilos, una de polímero alcanza los 4 kilos apenas.
 ¿Qué más? Vienen en seis colores, no necesitan del limado final, no desgasta tanto la cerradura y cuestan lo mismo que las llaves de bronce.

 La distribuidora Frappampino lleva 25 años comercializando y distribuyendo productos de cerrajería desde Córdoba para todo el país. De la mano de Gir@, trajo a la ciudad las llaves de polímero, un material mucho más liviano que las tradicionales llaves de bronce, que no rompen los bolsillos, vienen de varios colores y cuestan lo mismo que las llaves de bronce. En esta nota, Ariel Frappampino nos cuenta cómo ve el futuro de las llaves.
 Entrevistado: Ariel Frappampino